Trono Stmo. Cristo

Frontal trono Cristo

Aunque la autoría del trono del Santísimo Cristo de la Crucifixión se debe al desaparecido Manuel Toledano Vega, hay que reseñar que toda la fuerza expresiva del mismo, así como su gran personalidad ornamental basada en el barroco andaluz de la segunda mitad del s. XVII y comienzos del XVIII, se debe a su hijo Manuel Toledano Gómez, quien lo diseñara en 1994.

Nos encontramos con que los parámetros marcados en el diseño fueron ejecutados a la madera con una similitud próxima al boceto primigenio, aunque existen algunas variaciones que atienden más a determinadas formas de interpretar las hojas enmarcadas en los vanos existentes entre cartelas y capillas, así como en una simplificación de elementos ornamentales a favor de unas líneas arquitectónicas más puras, como observamos en la sustitución en los laterales de cartelas por capillas, quedando en la ejecución definitiva en número de cuatro y una sola cartela, que reafirma aún más la concepción arquitectónica del trono.

Hoy en día la inmensa mayoría de los tronos de Cristos se realizan a través de juegos de líneas cóncavas y convexas a modo de “bombo” con una ornamentación monotemática de hojas turgentes de acanto de barroco tratamiento y entrelazado. La originalidad de Toledano reside en que la hoja de acanto juega un mero papel secundario, y,  nunca mejor expresado, ornamental, de unas líneas compositivas del más puro estilo arquitectónico. El diseñador se aleja del reiterado tratamiento ornamental neobarroco para adentrarse en las expresiones de la arquitectura barroca andaluza más delirante.

En el año 1994 daba comienzo la ejecución de esta obra, interpretando el diseño de su hijo, a excepción de los ya mencionados elementos y sobre todo el basamento corrido que reemplaza a uno partido con entrantes y salientes de líneas rectas, y la ornamentación empleada en los mismos.

Detalle cartela frontal

Detalle cartela frontal

La dinámica principal del cajillo es una sucesión armónica de estructuras proyectadas hacia el exterior en las que se ubican cartelas y capillas entre las que se sitúan retranqueados paneles de hojarasca. Pero los elementos decorativos tallados en la madera no son las únicas aportaciones ornamentales. Dentro de este corpus se introduce el empleo de la orfebrería y de la escultura en madera.

Mediante tondos de plata repujada en su color, se distribuirán alrededor del trono en número de ocho, una serie de representaciones tales como los escudos de la Hermandad y la ciudad en frontal y trasera respectivamente. El tetramorfos, o los símbolos representativos de los Evangelistas, ángel (Mateo) que personifica la encarnación de Cristo, león (Marcos) como animal que simboliza la resurrección, águila (Juan), como emblema de la Ascensión, y por último el toro (Lucas), que es distintivo de la Pasión, todos ellos ubicados en las esquinas del conjunto y que fueron realizados por el orfebre sevillano Alejandro Borrero.

Por último, hallaremos escenas de la vida de Cristo en los laterales. dentro de estas últimas destacarán el nacimiento de Cristo en la izquierda y la Resurrección en la derecha, que junto a la figura del Crucificado configura el ciclo del Nacimiento, Muerte y Resurrección de Cristo.

También hay que mencionar otros aditamentos de orfebrería que contemplaremos en un futuro, como son los recubrimientos de las capillas (en la actualidad están ejecutadas las dos delanteras) en plata en su color, diseñados por Antonio Rodríguez en 1997. Con ello se pretende crear junto a la orfebrería de los tondos unos contrastes lumínicos que vienen a contrarrestar la excesiva oscuridad del conjunto.

En lo referente a la escultura, en cada capilla vendrán representados por una serie de ángeles tenantes con los diversos atributos pasionistas. Respecto a los puntos de luz, la figura del Crucificado está acompañado por cuatro hachones tallados en madera con base hexagonal, con la misma tonalidad que el resto del conjunto, aunque el proyecto incluía seis arbotantes, cuatro en las esquinas, y dos en los laterales, de nueve y tres tulipas respectivamente. Igualmente alrededor del cajillo se reparten una serie de tulipas en serie de dos en frontal y trasera y cuatro en los laterales.

Lateral trono Cristo